Desde hace 40 años, crea productos con calidad garantizada e inconfundible sabor, pensando en los más jóvenes.

Kinder en el mundo

Hoy Una marca consolidada en todo el mundo.
Una marca consolidada en todo el mundo.

Hoy en día Kinder es una marca consolidada en Europa y se está expandiendo rápidamente por todo el mundo. Desde sus inicios, hace 40 años, se ha distinguido por la calidad, la variedad y la creatividad de sus productos. Kinder cree que sus valores no tienen límites temporales ni geográficos, porque su objetivo es estar al lado de los padres para ayudarles a enriquecer los momentos alegres del desarrollo de sus hijos.

2001 Kinder Joy: las sorpresas nunca terminan.
Kinder Joy: las sorpresas nunca terminan.

No hay motivos para que el clima cálido no nos deje disfrutar de las delicias de Kinder, especialmente cuando hay una gran sorpresa en su interior. Es por esto que Ferrero lanzó Kinder Joy, un snack único: una pasta cremosa a base de leche, avellanas y cacao, con dos crocantes bocaditos – y una increíble sorpresa en cada huevo.

1990 Kinder Bueno, la crujiente oblea con cremoso interior.
Kinder Bueno, la crujiente oblea con cremoso interior.

Comenzaban los años 90 y Michele Ferrero pensó en el crecimiento de los chicos y en el cambio en sus hábitos y necesidades de consumo: por eso creó un producto innovador, Kinder Bueno. Un snack delicioso, pensado sobre todo para los adolescentes.

1974 Kinder Sorpresa en Argentina
Kinder Sorpresa en Argentina

Fue en 1974 cuando nace Kinder Sorpresa, debido a que todos los niños adoraban el chocolate, el juego y descubrir nuevas cosas; el concepto del huevo con sorpresa no podía limitarse a la tradición de Pascua que había en algunos países, si no que existía el potencial de expandirse y representar un momento cotidiano de alegría para compartir todos los días.

En 1994 llega el primer producto Kinder a Argentina. Kinder Sorpresa revoluciona el mercado de productos de chocolate creando una nueva categoría de la cual, al día de hoy todavía es líder indiscutible

1968 La revolución Kinder: más leche, menos cacao.
La revolución Kinder: más leche, menos cacao.

A finales de los años sesenta, concretamente en 1968 las mamás empiezan a prestar más atención a la alimentación de sus hijos, cada vez más exigentes. Michele Ferrero, el gran protagonista del desarrollo de Kinder, se toma muy en serio estas dos necesidades y encuentra el compromiso justo con Kinder Chocolate: la tableta para niños, con riquísimo chocolate y leche, dividida en porciones envueltas individualmente para permitir a las mamás "dosificar" la cantidad.