Ocultar

Ingrediente

Todos los productos Kinder contienen leche, ya sea pasteurizada o en polvo, entera o desnatada.

La leche pasteurizada se somete a muy poco tratamiento. Después del ordeño, la refrigeración, la recogida en los establos y el transporte, la leche se analiza y se introduce en una centrifugadora para regular su contenido en grasa. A continuación se pasteuriza a 75°C durante unos segundos y se vuelve a refrigerar. Este tratamiento de calor mantiene la leche fresca y proporciona un producto alimenticio seguro, libre de bacterias perjudiciales para la salud.

La leche en polvo se elabora a partir de leche fresca pasteurizada. Posteriormente se elimina el contenido en agua, es decir, un 87 % del total. El proceso se lleva a cabo en dos fases. En la primera, la leche fresca está concentrada, pero se mantiene en estado líquido. En la segunda, el concentrado de leche se pone en contacto con el aire a muy alta temperatura, lo que provoca la evaporación total del agua y la obtención de la leche en polvo. La leche se usa lo antes posible para mantener la frescura que caracteriza y diferencia los productos Ferrero del resto.

En Kinder sabemos lo versátil que puede ser la leche, y por ello la utilizamos de formas muy diferentes, cada una con sus propias cualidades, que contribuyen de manera única a conferir el característico sabor de Kinder y su apreciada alta calidad. Los derivados de la leche a los que recurrimos en nuestras recetas son:

Selección y control de calidad Kinder

La leche es uno de los principales secretos para lograr el éxito del exclusivo sabor característico de los productos Kinder, y cada receta la usa en la forma más adecuada para conseguir la particularidad del sabor que buscamos. Tanto el polvo de leche entera como el de leche desnatada proporcionan a todos nuestros productos el sabor a leche que los hace tan especiales.

El suero lácteo desempeña una función muy importante porque garantiza sabores delicados y texturas suaves en algunos de nuestros productos Kinder, como Kinder Bueno White.

En nuestro caso, la leche es un ingrediente fundamental porque hace únicos los productos Kinder en cuanto a sabor y calidad de producto, tan apreciados en todo el mundo. Por esta razón, sólo seleccionamos leche de zonas donde su producción sea una especialidad. Seleccionamos cuidadosamente a proveedores de confianza capaces de garantizar de manera consistente el sabor, la alta calidad del producto, la seguridad alimentaria y, sobre todo, la frescura de la leche. Esta selección de proveedores es tan estricta que únicamente unas 30 centrales lecheras del mundo se han convertido en proveedores permanentes de Kinder. Por su parte, Kinder ha establecido relaciones especiales con sus socios, implicándolos en proyectos de mejora continuada de la calidad de la leche que producen.

Los controles efectuados en nuestra leche son más estrictos que los controles normales requeridos por la legislación. De hecho, Ferrero realiza más análisis de los estrictamente necesarios para garantizar el nivel requerido por los estándares de calidad Kinder.

Los proveedores Kinder se implican asimismo en el mantenimiento de estos altos estándares de calidad. Nuestros proveedores de leche en polvo están comprometidos con la producción en un plazo de 48 horas desde la recepción de la leche líquida en sus centrales lecheras. Por último, Kinder procesa la leche en polvo en un periodo mucho más corto de tiempo que el que se recomienda habitualmente.

Existe una razón muy sencilla para ello: nuestro objetivo diario y general es garantizar que mantenemos todos los beneficios de un recurso tan delicado y preciado como es la leche para el disfrute de todos, especialmente de los niños.

¿Sabías que...?

El contenido nutricional de la leche varía enormemente de mamífero a mamífero, y el porcentaje de lípidos, proteínas, vitaminas y minerales se adaptan a las necesidades de los jóvenes animales. Por ello, al ser el más completo, la leche constituye el primer alimento de la vida de todos los mamíferos, por lo que sus cualidades nutricionales son particularmente apreciadas.