Queremos ofrecerte pequeños dulces deliciosos, sin colorantes ni conservantes añadidos, que puedas disfrutar en familia.

Detrás de nuestros pequeños dulces hay atención al más mínimo detalle

Seleccionamos cuidadosamente a nuestros proveedores y establecemos relaciones a largo plazo con ellos. Juntos nos esforzamos por mejorar continuamente la calidad de los ingredientes que usamos. Para nosotros, la selección cuidadosa de las materias primas es tan importante como la forma de procesarlas.

En cada etapa de la manufactura, nuestro equipo de expertos realiza ensayos en los ingredientes para que siempre disfrutes del mejor sabor.

Además, todos los días nuestros empleados realizan más de 5000 controles en los productos terminados.

Queremos ofrecerte pequeños dulces deliciosos, sin colorantes ni conservantes añadidos, que puedas disfrutar en familia.

Detrás de nuestros pequeños dulces hay atención al más mínimo detalle

Seleccionamos cuidadosamente a nuestros proveedores y establecemos relaciones a largo plazo con ellos. Juntos nos esforzamos por mejorar continuamente la calidad de los ingredientes que usamos. Para nosotros, la selección cuidadosa de las materias primas es tan importante como la forma de procesarlas.

En cada etapa de la manufactura, nuestro equipo de expertos realiza ensayos en los ingredientes para que siempre disfrutes del mejor sabor.

Además, todos los días nuestros empleados realizan más de 5000 controles en los productos terminados.

Una experiencia única de sabor con cada bocado

Uno de los secretos para mantener la frescura, el sabor y el aroma de nuestros productos es el envase. Cada paquete de Kinder refleja la calidad de Kinder y protege los productos de los factores externos. De este modo, los productos Kinder siempre están en condiciones óptimas cuando los comes con tus hijos. Para nosotros, el envase es un ingrediente más del producto. Por eso prestamos muchísima atención a la elección de los proveedores de los envases y a las materias primas que usamos.

Una experiencia única de sabor con cada bocado

Uno de los secretos para mantener la frescura, el sabor y el aroma de nuestros productos es el envase. Cada paquete de Kinder refleja la calidad de Kinder y protege los productos de los factores externos. De este modo, los productos Kinder siempre están en condiciones óptimas cuando los comes con tus hijos. Para nosotros, el envase es un ingrediente más del producto. Por eso prestamos muchísima atención a la elección de los proveedores de los envases y a las materias primas que usamos.

¡Mucho más para explorar!