Queremos que tú y los tuyos os deis un pequeño y delicioso capricho sin conservantes ni colorantes.

Detrás de nuestros deliciosos caprichos hay toda una filosofía de atención por el detalle.

Escogemos a nuestros proveedores de forma rigurosa y entablamos con ellos relaciones a largo plazo. Colaboramos sin descanso para mejorar la calidad de los ingredientes que usamos, ya que creemos que una selección cuidadosa de la materia prima es tan importante como su procesamiento.

En cada fase del proceso de fabricación, nuestro equipo de expertos comprueba los ingredientes para garantizarte el mejor sabor.

Asimismo, nuestros empleados llevan a cabo más de 5000 comprobaciones diarias de los productos acabados.

Queremos que tú y los tuyos os deis un pequeño y delicioso capricho sin conservantes ni colorantes.

Detrás de nuestros deliciosos caprichos hay toda una filosofía de atención por el detalle.

Escogemos a nuestros proveedores de forma rigurosa y entablamos con ellos relaciones a largo plazo. Colaboramos sin descanso para mejorar la calidad de los ingredientes que usamos, ya que creemos que una selección cuidadosa de la materia prima es tan importante como su procesamiento.

En cada fase del proceso de fabricación, nuestro equipo de expertos comprueba los ingredientes para garantizarte el mejor sabor.

Asimismo, nuestros empleados llevan a cabo más de 5000 comprobaciones diarias de los productos acabados.

Un sabor único en cada bocado

Uno de los secretos para conservar la frescura, el sabor y el aroma de nuestros productos está en el envoltorio. Los envoltorios Kinder preservan la calidad Kinder y protegen el contenido frente a factores externos. Así, los productos Kinder conservan todas sus propiedades hasta que tú y tus hijos estéis listos para consumirlos. Para nosotros, el envoltorio es un ingrediente más de nuestros productos. Por eso seleccionamos con gran atención a los proveedores que nos los suministran y los materiales que usamos.

Un sabor único en cada bocado

Uno de los secretos para conservar la frescura, el sabor y el aroma de nuestros productos está en el envoltorio. Los envoltorios Kinder preservan la calidad Kinder y protegen el contenido frente a factores externos. Así, los productos Kinder conservan todas sus propiedades hasta que tú y tus hijos estéis listos para consumirlos. Para nosotros, el envoltorio es un ingrediente más de nuestros productos. Por eso seleccionamos con gran atención a los proveedores que nos los suministran y los materiales que usamos.

¡Mucho más para explorar!