Header hazelnuts

Avellanas Recientemente tostadas.

Es uno de los ingredientes que se ha convertido en el símbolo de la excelencia de Kinder. Para la preparación de algunos de nuestros productos más queridos, como Kinder Bueno y Kinder Schoko-bons, partimos de avellanas enteras y tostadas en el último instante, a fin de conservar todo su sabor en nuestras recetas.

Dónde crecen.

La mayoría de nuestras avellanas provienen de Turquía, en la región del mar Negro, y de Italia. Solo compramos avellanas frescas y enteras de la última producción disponible, cosechada entre agosto y septiembre.

Para garantizar la calidad y frescura de las avellanas durante todo el año, hemos empezado a extender nuestra experiencia al cultivo de las avellanas hacia nuevas regiones en el mundo, como Chile y Australia, lo cual nos brinda una cosecha adicional en el hemisferio sur.
Kinder Hazelnuts Part 1

Expertos en el tostado de las avellanas para realzar su sabor.

Thumbnail
A lo largo de los años hemos desarrollado una vasta experiencia no solo en la selección sino también en el procesado de las avellanas, a fin de capturar todo su sabor y aroma en nuestros productos.

Cuando las avellanas enteras, crudas, descascaradas y calibradas llegan a nuestras fábricas, realizamos controles de calidad para asegurarnos de que todas las avellanas seleccionadas cumplan con nuestros estrictos estándares antes de iniciar el proceso de tostado. Y todos los días los expertos de nuestros laboratorios realizan ensayos para evaluar su aroma, sabor y textura en cada etapa del proceso.

Nosotros mismos procesamos y tostamos el 100 % de las avellanas que usamos. De este modo, podemos garantizar un aroma y una frescura óptimos. Las tostamos con cuidado y luego las molemos cerca de las líneas de producción, justo antes de mezclarlas con los otros ingredientes.
Thumbnail

En cada planta tenemos un “maestro tostador” que define los parámetros del horno tostador según el origen de las avellanas, su humedad y tamaño, con el fin de extraer todo el aroma posible.

Tostamos las avellanas por lotes de un mismo calibre para asegurar una mejor uniformidad sensorial, y adoptamos temperaturas menores y tiempos más largos. Aunque esto implica una mayor inversión en maquinaria, estas técnicas nos entregan el mejor tostado posible para nuestras recetas.

El camino hacia la completa trazabilidad

Thumbnail

La trazabilidad de la cadena de suministro de las avellanas nos permite seguir el flujo de estas durante todas las etapas de producción y trazar su origen hasta los productores. De este modo, podemos formarnos una imagen clara de la ubicación de las plantaciones de avellanas, la producción de los productores que nos abastecen y los principales problemas que enfrentan, a fin de comprender mejor la ayuda técnica que necesitan.

Nuestra meta es lograr una trazabilidad de un 100 % de las avellanas que usamos en nuestras recetas de aquí al año 2020, y aspiramos a que todos nuestros proveedores cumplan con las legislaciones nacionales, las principales normas internacionales y el código de conducta empresarial de Ferrero.

Con este fin, establecimos un sistema de trazabilidad con SCS, una de las principales empresas de certificación, para verificar el cumplimiento de los proveedores por medio de auditorías imprevistas durante el período de cosecha.

Thumbnail

Nuestros ingredientes

La leche
El cacao
Grasas
y aceites
Azúcar
Agentes
gasificantes
Emulsionantes
- lecitinas
Los aromas
Sal