New header fats and oil

Las grasas y los aceites

Las grasas han estado siempre presentes en la cocina. Su cuidadoso uso y la experiencia es uno de los secretos de la extraordinaria variedad de la gama de productos Kinder.

Fats oils 2 1

Las grasas (o lípidos), carbohidratos y proteínas son los tres macronutrientes esenciales para nuestro organismo. Se denominan macronutrientes porque, a diferencia de las vitaminas y minerales dietéticos, están presentes en nuestra dieta en grandes cantidades y nos aportan energía. Por lo general, las grasas que consumimos pueden dividirse en dos grupos: las grasas animales, que proceden de productos animales, como la carne, el pescado, los huevos, la leche y sus derivados; y las grasas vegetales, procedentes de las frutas, las semillas que contienen aceite y los cereales.

Fats oils 2 1

En Kinder usamos principalmente grasas vegetales, tales como aceites, grasas y manteca de cacao en nuestras recetas, mientras que la única grasa que usamos de origen animal es la mantequilla procedente de la leche de vaca. Ninguna de nuestras recetas contiene grasas hidrogenadas.

Las grasas hidrogenadas

Las grasas hidrogenadas se producen a escala industrial recurriendo a un proceso químico denominado "hidrogenación". Lamentablemente, este proceso puede modificar la estructura de algunos ácidos grasos convirtiéndolos en lo que se conoce como "grasas trans" . La literatura científica ha demostrado que este tipo de grasas, una vez consumidas, elevan los niveles del "colesterol malo" en sangre. Existen muchas razones por las que ciertas empresas recurren a estas grasas. Tienen una textura similar a la de la mantequilla, son más fáciles de conservar durante largos periodos de tiempo y, por lo tanto, incrementan la vida útil de los productos. Además, son más estables a las altas temperaturas que otros aceites más tradicionales. Kinder no usa grasas hidrogenadas debido a los problemas de salud mencionados. Por esta razón, los productos Kinder no contienen grasas trans producidas de manera industrial, sino tan sólo trazas de ellas que se encuentran naturalmente en la leche y que, según los expertos, no producen ningún efecto sobre la salud.

Selección y control de calidad Kinder

Las sutiles características del gusto y la textura que encontramos en los productos Kinder son tantas que es imposible describir, para cada producto, cómo logramos los resultados que se esperan de nosotros. Sin duda, uno de los secretos de esta gran variedad es un estudio continuado con el objetivo de encontrar el equilibrio perfecto entre las grasas presentes, de forma natural, en nuestros ingredientes, tales como la leche, el cacao y las avellanas, y las que añadimos basándonos en nuestra experiencia. Este equilibrio es sometido a un exhaustivo y minucioso estudio por parte de nuestros expertos, los cuales buscan la mejor forma de combinar las diferentes propiedades de las grasas para conseguir rellenos extracremosos y equilibrar la naturaleza elástica de algunas grasas con la dureza de otras, creando así productos particularmente crujientes y crocantes, así como otros esponjosos y suaves.

Estas cuidadosas combinaciones resultan muy útiles al mezclar nuestros productos y sus sabores para conseguir el característico sabor que buscamos. El delicado matiz de una grasa puede suavizar los sabores más fuertes, consiguiendo una experiencia global más refinada para nuestro paladar.


El objetivo que hay detrás de este paciente trabajo es muy sencillo: lograr la perfecta armonía entre textura y sabor, tan apreciada por todos aquellos que adoran nuestras recetas.

Obviamente, detrás de todo este estudio se esconde la cuidada selección de nuestras materias primas.

Los técnicos de Kinder usan estándares de calidad muy rigurosos al elegir las grasas que usamos.

La alta resistencia a la oxidación, así como la mejora de la estabilidad del sabor y la textura durante toda la vida útil del producto son muy importantes, como también lo es garantizar que las grasas que utilizamos poseen las propiedades y características que necesitamos para elaborar recetas únicas y complejas,  fruto de los conocimientos y la experiencia de Kinder.

Además de la manteca de cacao, Kinder usa en sus recetas las siguientes grasas vegetales:

La manteca de karité

Butryospermum parkii, más conocido como el árbol de karité, es nativo de África. Crece de forma silvestre en la región del Sahel de África occidental, donde la población local recoge manualmente los frutos que caen al suelo cuando están maduros. Crece muy lentamente y comienza a producir frutos después de unos 15 años, alcanzando su máxima productividad a los 50 años de vida, si bien en ocasiones pueden vivir más de 300 años. El fruto es de color verde y está compuesto de una fina pulpa que rodea una semilla grande. Después de la cosecha, el tratamiento del fruto comienza con la retirada de la piel y la pulpa, hirviendo las semillas, muy ricas en grasas, y secándolas posteriormente al sol. Una vez secas, las semillas se muelen y se extrae la parte gruesa. La grasa obtenida se transforma en aceite y manteca de karité. Esta preciada materia prima se usa posteriormente en la industria alimentaria y, en menor cantidad, en la industria cosmética y la farmacéutica. En Kinder usamos karité en Kinder Delice, Kinder Happy Hippo, Kinder Softy, en las figuritas Kinder, Kinder Joy y en Kinder Surprise para conferir a estos productos la textura y la consistencia adecuadas. El crecimiento del árbol de karité no requiere técnicas de riego ni agronómicas, las cuales rara vez están disponibles en estas zonas del mundo. Además, la presencia del

El aceite de girasol

El aceite de girasol es un tipo de aceite extraído de las semillas de girasol (de acuerdo con la clasificación botánica deberían denominarse frutos), que proviene de una planta anual (Helianthus annus) perteneciente a la familia de las Compositae y originaria del continente americano, si bien se ha extendido también a Europa. Lo que denominamos habitualmente flor del girasol es en realidad una inflorescencia formada por una serie de flores agrupadas siguiendo un esquema concreto: amarillo en la parte exterior y gris-negro en el interior. Cada inflorescencia puede contener más de 1.000 frutos, la cáscara externa (pericarpio), fuerte y no comestible, contiene una semilla que es de gran interés industrial y alimenticio. De las semillas de girasol extraemos un aceite rico en ácidos grasos insaturados, especialmente oleicos y linoleicos. Además, en las últimas décadas se han seleccionado algunas variedades con alto contenido en ácido oleico, lo que ha abierto nuevas posibilidades al uso de este cultivo. En Kinder usamos este tipo de aceite de girasol, rico en ácido oleico, porque es más estable y especialmente adecuado para nuestras recetas, dado que no interfiere con el aroma de otros ingredientes, garantizando el incomparable sabor de Kinder. Los productos que usan aceite de girasol son Kinder Brioss, Kinder Colazione Più, Kinder Pan e Cioc, Kinder Bueno White, Kinder Joy y Kinder Happy Hippo.

Nuestros ingredientes

La leche
El cacao
Las avellanas
Azúcar
Agentes
gasificantes
Emulsionantes
- lecitinas
Los aromas
Sal