New header cereals

Los cereales

Los cereales son uno de los alimentos más antiguos de la humanidad y una de nuestras principales fuentes de sustento. La variedad de cereales ofertada y su salubridad hacen de ellos una parte prácticamente imprescindible de cualquier dieta.

Ingrediente

Todas las plantas gramíneas cuyas semillas pueden convertirse en harinas, muy ricas en carbohidratos, pueden considerarse cereales. Son tan fundamentales para nuestra dieta que un 60 % del terreno agrícola está dedicado a su cultivo. Los cereales que usamos en nuestras recetas son los siguientes:

Ingrediente

Todas las plantas gramíneas cuyas semillas pueden convertirse en harinas, muy ricas en carbohidratos, pueden considerarse cereales. Son tan fundamentales para nuestra dieta que un 60 % del terreno agrícola está dedicado a su cultivo. Los cereales que usamos en nuestras recetas son los siguientes:

El trigo

El trigo es el cereal que nos da la harina blanca con la que elaboramos pan, pizzas, pasteles y bizcochos. Su grano está compuesto de tres partes. La parte externa, el famoso salvado, que se encuentra en nuestro pan integral, es rico en fibra y proteína. El centro, nutricionalmente hablando, es la parte con más sustancia e importancia gracias a su alto contenido en carbohidratos. Por último, el germen de trigo, que es la parte que da origen a una nueva planta, está compuesto de proteína, carbohidratos y lípidos.

El arroz

El arroz es un cereal esencial para el ser humano y la principal fuente de sustento para millones de personas en todo el mundo. Es el cereal con los niveles más altos de carbohidratos, si bien contiene menos proteínas, grasas y fibra, además de que no contiene gluten. Su composición y sus propiedades peculiares hacen del arroz un alimento muy fácil de digerir. No es ninguna sorpresa que se use habitualmente en la alimentación de niños pequeños.

La cebada

La cebada ha crecido durante miles de años en poblaciones que habitan en zonas frías y semiáridas del mundo donde no crece el trigo. Es rica en carbohidratos, baja en grasas y es una buena fuente de proteína, además de que contiene vitaminas del grupo B y apreciadas sales minerales.

La espelta

La espelta es el grano más antiguo que ha cultivado el hombre y ya se usaba como fuente nutritiva en la época neolítica. Existen tres variedades de espelta: variedades de grano largo, medio y pequeño, pero todas ellas tienen algo en común, sus "granos vestidos". Este extrarrecubrimiento externo significa que incluso después de trillarlas es necesario pelarlas una vez más antes de que sean comestibles. La espelta ha ganado popularidad de nuevo en los últimos años gracias a su alto valor nutricional. Contiene buenos niveles de proteína, es rica en fibra, vitaminas y minerales dietéticos, además de ser baja en grasas. Con su harina se elabora un pan excepcional que puede compararse únicamente a las hogazas blancas más aromáticas.

El centeno

El centeno crece en muchos lugares en los que no crecen otros granos, porque no necesita condiciones climáticas ni geográficas particulares para florecer. En épocas anteriores, de hecho, crecía en tierras poco fértiles, e incluso hoy en día las plantaciones de centeno florecen en muchas partes del mundo. Es rico en carbohidratos, pero bajo en proteínas. Sin embargo, su contenido en grasas es el más bajo de todos los cereales y puede presumir de un alto contenido en fibra, minerales y vitaminas del grupo B.

La avena

Si bien la avena no suele encontrarse habitualmente en la mesa de nuestros hogares, sigue siendo muy apreciada desde un punto de vista nutricional puesto que es rica en proteínas, fibra, minerales dietéticos (como el magnesio y el hierro), y vitaminas de los grupos B y E. Además, su contenido en lípidos registra altos niveles de grasas poliinsaturadas.

El trigo sarraceno

El trigo sarraceno se considera un cereal único porque crece y se usa como tal, pero en realidad pertenece a una familia completamente diferente, la de las poligonáceas. Se diferencia del resto de cereales porque sus proteínas son de mejor calidad. Constituye una buena fuente de fibra y minerales, y no contiene gluten. En China, de donde es originario, se usa para elaborar pan y en Europa del este acompaña los platos principales y se usa para elaborar gachas.

Selección y control de calidad Kinder

Los cereales son ingredientes básicos en muchas de nuestras recetas, de modo que para nosotros es muy importante que su selección, tratamiento y suministro se realicen adecuadamente. La selección de la harina de trigo se hace conforme al resultado esperado. Los cereales más adecuados para cultivarse de forma ecológica se usan en Kinder Brioss, Kinder Colazione Più, Kinder Pinguì y Kinder Pan e Cioc, y en los esponjosos bizcochitos de Kinder Paradiso, Kinder Sandwich de Leche y Kinder Delice. Algunos resultan ideales para lograr la crujiente textura de los barquillos de muchos de nuestros productos.
Cereal 2

La mezcla de cereales que utilizamos requiere nuestra máxima atención y cuidado. Así, por ejemplo, en Kinder Chocolate Cereali (Kinder Country) y Kinder Country Cream & Crock se usan cinco tipos de cereales: cebada, arroz, trigo, espelta y trigo sarraceno, al igual que en Kinder Colazione Più: arroz, cebada, centeno, avena y trigo. Las proporciones de cada mezcla y el tueste de cada cereal son detenidamente evaluados para asegurarnos de que nuestros productos garantizan el sabor, el aroma y la crujiente textura inconfundibles de Kinder.

El tratamiento de nuestros ingredientes es igualmente importante. El grano inflado usado en Kinder Chocolate Cereali (Kinder Country) se compra únicamente  a proveedores italianos especializados en este campo. Los granos se tuestan en nuestras plantas, de manera que podemos garantizar que están tan crujientes y son tan aromáticos como exige nuestra calidad. 

El mismo nivel de atención se presta a nuestros granos extruidos, similares a copos de maíz, empleados en Kinder Country Cream & Crock. Kinder sigue cada proceso muy de cerca: desde la materia prima (solo usamos harina de arroz) hasta el proceso de extrusión, consiguiendo que nuestros cereales tengan una textura granulosa.

Compramos el trigo a diferentes países para garantizar la variedad y calidad de nuestras harinas. El arroz, la cebada, el centeno y la avena proceden de Europa y Rusia, el trigo sarraceno de China, mientras que la espelta procede de Italia.

La mezcla de cereales que utilizamos requiere nuestra máxima atención y cuidado. Así, por ejemplo, en Kinder Chocolate Cereali (Kinder Country) y Kinder Country Cream & Crock se usan cinco tipos de cereales: cebada, arroz, trigo, espelta y trigo sarraceno, al igual que en Kinder Colazione Più: arroz, cebada, centeno, avena y trigo. Las proporciones de cada mezcla y el tueste de cada cereal son detenidamente evaluados para asegurarnos de que nuestros productos garantizan el sabor, el aroma y la crujiente textura inconfundibles de Kinder.

El tratamiento de nuestros ingredientes es igualmente importante. El grano inflado usado en Kinder Chocolate Cereali (Kinder Country) se compra únicamente  a proveedores italianos especializados en este campo. Los granos se tuestan en nuestras plantas, de manera que podemos garantizar que están tan crujientes y son tan aromáticos como exige nuestra calidad. 

El mismo nivel de atención se presta a nuestros granos extruidos, similares a copos de maíz, empleados en Kinder Country Cream & Crock. Kinder sigue cada proceso muy de cerca: desde la materia prima (solo usamos harina de arroz) hasta el proceso de extrusión, consiguiendo que nuestros cereales tengan una textura granulosa.

Compramos el trigo a diferentes países para garantizar la variedad y calidad de nuestras harinas. El arroz, la cebada, el centeno y la avena proceden de Europa y Rusia, el trigo sarraceno de China, mientras que la espelta procede de Italia.

¿Sabías que…?

El término italiano para harina (farina) procede del latín "far", que significa farro. De hecho, fue el primer cereal que molieron o trillaron los antiguos romanos hasta convertirlo en polvo, ¿o deberíamos decir "farina"?

elige un ingrediente

La leche
El cacao
Las avellanas
La miel
Los huevos
El coco
El extracto
de café
Las grasas
y los aceites
El azúcar
El extracto
de malta
La levadura
de panadería
Los
gasificantes
Los emulgentes
- las lecitinas
Los aromas
El zumo
de limón
El espesante
Los agentes
de recubrimiento
La sal
Humectante